Grabados

En su arte, Eduardo Ibáñez siempre se ha identificado con su pueblo de los estratos sociales más bajos en su patria, Bolivia. Eso significa los ”indios” del área Andina, sobre todo personas del campo o trabajadores de las minas. En sus cuadros muestra lo típico en las personas, su mitologia heredada y las tradiciones.
La palliri es la mujer que trabaja en los desmontes fuera de las minas. Ella golpea piedras y minerales para recuperar lo que todavía hubiera de metal, muchas veces con su hijo en la espalda.
Mujer
Grabado en linóleo
(1978) 15×10 cm.
Palliri
Grabado en linóleo
(1979) 26×20 cm.
Yaraví
Grabado en lonóleo
(1984) 16×8 cm.
Mujer del campo
Grabado en linóleo
(1979) 15×11 cm.
Caminando tristemente
Grabado en linóleo
(1984) 18×11 cm.
Mujer en la mina
Grabado en linóleo
(1970)  Privado
Encarcelado
Grabado en linóleo
(1978)  12×9 cm.
La Fogata de San Juan
Grabado en Linóleo
(1967)  Privado